Close button
Blog

Groel es ecología

Desde que Groel comenzamos nuestra apuesta por la producción de manillas en 1998, comenzamos una cadena de producción siguiendo unos criterios ecológicos que, a día de hoy, están visibles en todas nuestras fases.

 

Groel es pura ecología. Actualmente, aplicamos estrictas políticas de calidad de respeto medioambiental a todos nuestros productos, haciendo partícipes a proveedores, colaboradores y por supuesto a nuestros trabajadores, en un marco que entendemos como común. Lo que comenzó como una apuesta personal se ha convertido en una filosofía empresarial alineada con la actualidad industrial: cumplimos escrupulosamente con la legislación y normativas medioambientales, apostando día tras día por un modelo de gestión basado en la economía sostenible.

Hoy, nuestro departamento de I+D+I ha puesto en marcha un modelo de procedimiento denominado “ECOMETODE”, el cual nos permite la identificación de los aspectos medioambientales asociados a las operaciones de todo el proceso productivo de la empresa, de principio a fin. Esto nos permite tener un proceso de drenaje “cero”.

 

 

Para nosotros, el respeto al medioambiente no es solo una postura pasajera sino una actitud, y por eso hemos decidido involucrarnos al máximo, utilizando un packaging sostenible, imprimiendo en papel certificado por el FSC todos los materiales como cajas, catálogos y proyectos editoriales, buscando una disminución de las emisiones CO2, utilizando energías alternativas en nuestro proceso de producción y trabajando con proveedores que comparten nuestra sensibilidad en materia de sostenibilidad.

Además hemos apostado por desengrasar las piezas mediante un lavado al agua y detergentes biodegradables. La técnica “Power coat” nos permite recubrir la manilla con un impacto cero en la naturaleza. El proceso galvanizado de acabados en nuestras manillas también respeta totalmente el medioambiente y revisamos e incorporamos nuevos métodos que disminuyen el impacto negativo en nuestro planeta.

En Groel seguiremos apostando por una producción respetuosa porque este ha sido nuestro leitmotiv desde el arranque de la marca, porque la industria se acerca cada vez más a esta filosofía y porque siempre miramos al futuro. Pensar, seguir, crecer, diseñar y fabricar manillas innovadoras, elegantes, sorprendentes y bellas… porque estamos en deuda con la naturaleza y queremos devolverle lo que está en nuestra mano. Llamadnos soñadores. Mientras estaremos trabajando en un proyecto muy real.